Me gusta

Si ponemos atención a aquello que nos disgusta activamos el cerebro en modo “defensa”, estrés…

Pero lo bueno es que podemos hacer que el cerebro se sienta bien, y también nosotros mismos. ¿Una estrategia? Agradecer, buscar motivos para estar agradecido, cada día. ¿Otra estrategia? Hacerlo como en Redes Sociales, dándole al “me gusta” de tu vida, potenciándolo y dándote cuenta de que cada día hay mucho bonito a nuestro alrededor. Sí, lo sé, también hay cosas feas, pero…

¡Vamos a darle al ME GUSTA!

– Me gusta llamar a mi madre cada día y decirle “què fas mare?”

– Me gusta cuando me llama mi hermano para saber de mí, siempre pendiente.

– Me gusta cuando mi cuñada/hermana comparte conmigo fotos de mis sobrinos.

– Me gusta cuando mis sobrinos me dicen por teléfono; “hola, tío”.

– Me gusta saber de mi familia, y, anteponerla a todo y a todos.

– Me gusta cuando mis amigos me dicen que me quieren.

– Me gusta donde vivo ahora, con mi jardín y amplios espacios a mi alrededor para mí y para Panxo.

– Me gusta oír respirar a Panxo, cada noche, cerca de mí, en su cama.

– Me gusta mi trabajo y lo que hago por y para la Educación cada día.

– Me gusta haber sido profesor 29 años, lo que me permite recordar tantas cosas con una sonrisa… y nada, absolutamente nada, con mala cara.

– Me gusta saber de antiguos alumnos, y sus familias y saber que están bien y van bien.

– Me gusta ver a mis compañer@s al otro lado del ordenador.

– Me gusta cuando llamo y sé que soy escuchado.

– Me gusta el sol y disfrutar de sus rayos cada día.

– Me gusta meterme en el agua fría de la piscina cada día (sí, fría; pero solo “en temporada” jejeje).

– Me gusta cuando sé de ti, que me lees, lejos o cerca, y me haces saber de una forma u otra que sigues ahí.

– Me gusta cruzarme con mis vecinos y preguntarles “qué tal”.

– Me gusta disfrutar de mi cervecita y pincho de tortilla.

– Me gusta disfrutar de los momentos, sabiendo que son eso, momentos, para bien o para mal.

– Me gusta el ratito de cada noche, cuando ya todo para hasta mañana.

– Me gusta hacer broma, y reír.

– Me gusta saber del mar, de tanto en tanto. Sé que me espera.

– Me gusta conducir bajo la lluvia.

– Me gusta salir a pasear las noches frías de invierno, a tomar “la fresqueta”.

– Me gusta el calor abrasador, el que te quema cuando respiras.

– Me gusta reencontrarme con la gente.

– Me gusta almorzar con mi hermano o mis amigos.

– Me gusta que me toquen, todo y bien (no vayáis más allá)

– Me gusta el agua.

– Me gusta comer, todo menos el cocido (pero creo que caerá pronto)

– Me gusta el fuego y la pólvora.

– Me gusta aprender.

– Me gusta agradecer a aquellos que me ayudaron a saber más.

– Me gusta haber podido dar el salto que ahora me permite ser consciente de todo lo que me gusta.

Si os parece bien, haced el ejercicio, aunque sea pensado en voz baja. Descubriréis que es efectivo y que sienta bien.

Por supuesto, puedes sentirte libre de comentar lo que consideres. Alguna respuesta siempre llegará 😉

¡Feliz septiembre!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar