Y empiezo un nuevo proyecto

Aumentar tu autoestima

Quiero empezar este blog con un escrito que ya publiqué en 2015 y que decía lo siguiente:

“Estoy de vuelta… Sigo pensando, como hace tanto tiempo, que escribir es desnudarse. Da pudor…Pero sin ropa, tal y como nuestras madres nos trajeron al mundo, es como realmente mostramos cómo somos. Ya sabéis los que me conocéis: no sé hacer nada a medias y eso me permito no cambiármelo. 

Es parte de mi compromiso: mostrarme para mostrar, mostrarme para demostrar que se puede. El mayor compromiso que uno puede tener es aquél que se tiene con uno mismo. Porque sólo desde la autenticidad, desde el reconocimiento de lo vivido y de cómo nos ha ayudado a crecer, podemos realmente ser nosotros mismos y por tanto ser para los demás.

He crecido, mucho, desde la última vez que escribí. Ahora queda atrás una época en la que creía que se podría ser para los demás, lo intenté tanto que olvidé lo fundamental, ser para mi mismo.

Ahora también, totalmente recuperado, consciente de lo que soy y de dónde quiero ir, me muestro a ti, que me lees, para decirte que es posible. Cree en ti, lucha siempre por tus ideales, por tus compromisos. Si no se llega a la meta por un camino se llega por otro, pero se llega, créeme.

Y en todo este proceso, ¿dónde me vas a encontrar? Donde siempre, pero totalmente renovado. Convencido de que hay que cultivar las emociones, vivir desde la emoción. Sentir, fluir, y dar sin recibir nada a cambio.

También me encontrarás creciendo más, aprendiendo para seguir siendo para los demás. Ahora sí. Estoy preparado. Y por tanto ya puedo acompañarte si es que necesitas de mi.

Y, por supuesto, me encontrarás buscándote, para que, quizás tú (me estés leyendo o no) llegues para quedarte. Entonces, para cuando llegues encontrarás a alguien que tuvo que equivocarse de camino muchas veces para llegar al destino que quería. El destino estaba claro, el camino no tanto en la mayoría de las ocasiones. Pero, repito, se puede, se puede aprender y sólo desde el aprendizaje se conoce mejor a uno mismo para ser, y para dar.

¿Eres quien quieres? Y, más importante aún: ¿quieres a quién eres? Piénsalo, piénsate… Nunca es tarde.”

Como ves, el texto hacía referencia a lo mucho que me gusta escribir, sobre todo si lo hago como me gusta: desde la verdad y lo que siento en cada momento. Realmente sí, es como desnudarse: te muestras como eres, con tus fortalezas, pero también con tus debilidades.

¿Sabes qué? Crecí mucho cuando acepté que no siempre hay que dar una imagen de “tío serio y seguro”. Soy lo que soy y como soy. Como suelo decir en mis post de Coaching (puedes seguirme también en www.facebook.com/CoachingRaulPla): “esto es lo que hay”

¿Te apetece crecer? ¿Crees que puedes encontrar algo de valor en el blog? Comparte tus reflexiones y si crees que pueden ser de interés para alguien más no dudes en compartir mis textos. Te lo agradezco de antemano. Seguro que caen en buenas manos y los leerán con ganas de “cerebrar la felicidad”.

Saludos 🙂

Te leo a ti en los comentarios de aquí abajo…

Share This

¡Comparte!

Comparte este artículo con tus amigos

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar